Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Latinos’

ImprimirUno de los primeros objetivos para los latinos que de pronto tomaron la decisión de establecerse en éste archipiélago fue aprender el difícil idioma japonés, ya que no se dieron el tiempo de conocer algo de su cultura, al menos lo básico que les ayudara a comunicarse con sus nuevos interlocutores. El inicio fue algo accidentado, cada quien optaba por el sistema de aprendizaje que mejor se acomodaba a su capacidad intelectual o disponibilidad de tiempo.

En los años 90 cada contratista contaba como asistente con un traductor, quien se convertía en un personaje importante entre la fábrica y nosotros…

Continuar leyendo: Blog navegandoentreletras

Anuncios

Read Full Post »

Gracias por esperarUn buen día el autor de ésta bitácora le cogió la mano al tiempo y se fue con él, caminando por senderos desconocidos, tragándose las fechas del calendario, guiado por sus consejos aprendió a vivir nuevamente en la escasez; sin darle un beso de despedida se alejó de su blog. Vagó confundido entre sus problemas, descuidando lo que siempre le entusiasmó: escribir. Más de una vez pensó en regalarle al olvido su mente, sus manos, su imaginación. Sintió el deseo de darle la espalda a su mundo blogger para que muriese por inanición de visitas ante la ausencia de nuevos textos. Pero ya saben “quien se va sin que lo voten regresa sin que lo llamen” y acá lo tienen redactando éstas líneas.

Texto completo en el Blog navegandoentreletras

Read Full Post »

La semana que pasó fue de días llenos de tensión para cierto sector de la comunidad latina. Últimamente las noticias de grandes desastres naturales por causa de las torrenciales lluvias y fuertes sismos en diferentes áreas del archipiélago japonés han tenido con los nervios a flor de piel a muchas familias. La cantidad de damnificados y desaparecidos como consecuencia del comportamiento climático y el movimiento de las capas tectónicas han sido preocupantes, según lo que se ha podido apreciar a través de los noticieros.

    Algo más grande tenia alarmados a los extranjeros, una noticia catastrófica se había filtrado en muchos centros laborales. “Se nos viene un mega terremoto” era el comentario diario. Éste dato corrió como reguero de pólvora por varias ciudades, despertando el miedo lógico de quienes prestaban oído a tal información. Así empezaron a tomar sus previsiones: agua, comida enlatada, linternas, casa de campaña (carpas), ropa, móvil (celular) y tarjeta para llamada internacional -al menos una. Algunas familias se habían organizado para dormir junto a sus niños, el día señalado de la convulsión terrestre, dentro de sus autos estacionados en algún parque cercano.

    Lo primero que me cuestioné fue: ¿Cómo coño nació todo esto? Si hasta donde estaba informado sabia que ningún país del mundo aun puede prevenir un movimiento telúrico de gran magnitud con tanta anticipación, y lo único que Japón a logrado es enviar a los usuarios de los teléfonos móviles, de la empresa docomo, un mensaje, ocho segundos previos al suceso. Tratando de encontrar una respuesta busqué información en Internet y grande fue mi sorpresa al enterarme que no era un sismólogo el que había motivado todo éste estado de alerta general entre muchos sudamericanos, sino que era un pitoniso de pacotilla (poca importancia) el culpable del infausto vaticinio.

    Según el seudo médium brasileño Jucelino Nobrega Da Luz, el día trece de septiembre, en horas de la madrugada, el mundo seria testigo de la peor desgracia sísmica en el Japón. Un gran terremoto de magnitud 9.1 grados en la escala de Richter sacudiría la sub-región nipona de Tokai comprendida por las prefecturas: Achi; Mie; Shizuoka y Gifu. El numero de victimas supuestamente llegarían a pasar el millón de personas. Estas falsas premoniciones fueron recogidas por ciertos medios de comunicación japonesas como también extranjeras y difundidas irresponsablemente.    

     Yo, que soy un incrédulo, a diferencia de varias amistades dormí plácidamente. El único temblor que tuve ésa noche fue el de mis hormonas, por el excitante sueño que se apodero de mi cuerpo mientras me hallaba enredado en los brazos de la hija de Morfeo (Dios mitológico de los sueños), generándome una sueñera hidráulica reacción corporal.

 
Deja tu comentario.

Read Full Post »

    Hoy leí una noticia que me conmovió y me llamo a la reflexión. Un peruano –como yo- fue encontrado muerto en su departamento alquilado y después de tres meses fue descubierto por el dueño del edificio. Somos muchos los que en Japón vivimos en igual situación de soledad y siempre pensamos que nunca nos ha de suceder nada, que somos de fierro (olvidando que el fierro también se oxida), que a pesar de los años transcurridos aun nos sentimos jóvenes (aunque el cabello se nos este poniendo blanco y escaso, y los huesos nos duelan cada mañana aun más y más); Si la familia muestra preocupación, desde el otro lado del mundo, algunos respondemos que “hierva mala nunca muere aunque la orinen los perros”. Siempre tendremos una jocosa respuesta para calmar a los que nos quieren y mentiremos por el miedo que, hipócritamente negamos, sentimos a la soledad, peligrosa compañera del exiliado económico –así nos llaman las organizaciones mundiales-, los extranjeros.

    Era de mañana, tarareaba una canción de Joaquín Sabina, apuraba el paso, había trabajado toda la noche, el camino de ida y vuelta lo podía transitar con los ojos cerrados, ese nuevo día fue diferente. Cuando estaba cerca de casa me tope con un carro patrullero, sentí temor, ya estaba frente a ellos (los policías), no me prestaron la menor atención, andaban ocupados entrando y saliendo de una casa; curioso pregunte a unos de los japoneses, que observaba atento, por lo que había acontecido: “encontraron a un hombre que llevaba muerto dos días y nadie se dio cuenta, sino, hasta que el mal olor alerto a los vecinos”, me respondió. El difunto al igual que yo vivía solo.

    En el mes de Enero hubieron tres días en los que mi estado anímico me jugo una mala pasada, muchos sentimientos se chocaban en mi interior y termine navegando por las peligrosas aguas de la depresión. Mi pequeña casa alquilada se convirtió en mi mundo y las paredes en los amigos con quien charlar; de la cocina a limpiar la casa, de la computadora a los libros, de la tele al dvd. El recuerdos de la familia y el de la mujer amada, eran balas que a quemarropa se descerrajaban en mi alma. Sin proponérmelo me auto secuestré por setenta y dos horas. Al cuarto día, muy de mañana, la dueña del predio me toco la puerta, una señora anciana, traía una bolsa de mandarinas.

– Buenos días Mizuno sam.
– Javier sam buenos días; ¿Cómo esta?
– Bien; ¿ porqué?
– Su auto lleva estacionado tres días y ningún vecino lo ha visto.
– He estado ocupado haciendo oficio – respondí sonriendo.
– Me preocupa que viva solo, le puede suceder algo y nadie lo sabría. Seria bueno que saliera un momento para dejarse ver. cuando este en casa.
– Disculpe por preocuparla.
– No tiene a nadie y lo aprecio como a un familiar.

    Seguimos conversando un rato mas, me entrego las frutas y se marcho; admito que sentí el deseo de besarla en la frente, como si fuera la madre de mis padres.

    Fue en la provincia de Kanagawa, en la ciudad de Yamato donde hallaron al compatriota extinto.

    Encontramos la forma de cómo llegar a este país, pero no sabemos como volveremos a nuestro país.

Read Full Post »